viernes, 20 de diciembre de 2013

MARISA ESCRIBANO Y SU ESCUCHADO PROGRAMA DE RADIO.


       En una de mis visitas a la Ciudad de México, tuve la oportunidad de saludar a mi inteligente y muy guapa  amiga Marisa Escribano, quien no obstante su juventud, es considerada como una muy respetable comunicadora a través de su imagen  y su palabra en sus escuchados programas de radio y televisión.

Marisa Escribano

          Entonces fué que Marisa me invitó a participar en su siguiente programa  de radio “Día a Día” que se transmitiría el jueves 18 de septiembre de ese 2008 y que en esa ocasión, sabedora de que yo era el autor de El Flaco de Oro,  biografía del inolvidable compositor Agustín Lara, podría ser dedicado integramente al genial Músico Poeta.

          Para enriquecer el programa, yo le solicité que me permitiera invitar a dos reconocidos personajes conocedores de la obra de tan distinguido compositor: el respetable señor enciclopedia don Jacobo Morett y el tenor Mauro Calderón quien no obstante ser un cantante joven, invariablemente incluye en sus presentaciones algunas de las románticas canciones de Lara, cantándolas como nadie.

En pleno desarrollo del programa

Don Jacobo Morett y Marisa

        El programa comenzó a correr y la audiencia se mostró complacida a través de las llamadas y comentarios que arribaron por la vía telefónica. Las intervenciones de Jacobo Morett  fueron muy interesantes y por lo que respecta a Mauro, a solicitud de Marisa, se animó a cantar precisamente “Granada” a capella y en vivo, ahí mismo, en la cabina de la radiodifusora.  
       
        De pronto, cuando se estaban transmitiendo los últimos veinte minutos del programa, sorpresivamente se abrió la puerta de la cabina y nervioso se asomó el gerente ó director de la radiodifusora.  El referido tío, interrumpiendo, se limitó a decir: Marisa, está en la línea Guadalupe Loaeza, tómale la llamada, cerró la puerta y se esfumó.

      Marisa no pudo disimular su gran contrariedad pues el programa se estaba desarrollando con orden, ritmo y seguimiento, pero lo anterior era una orden para nuestra amiga y nosotros nos concretamos a guardar silencio para que a partir de ese momento participara la prepotencia, la imprudencia, la soberbia y la petulancia.

Cabe anticipar que la señora se adueñó del tiempo que nos quedaba y que sorprendidos y contrariados tuvimos que escuchar  su frívola conversación  pues como ya expresé estaba pasando al aire.

Guadalupe Loaesa

….. Hola Marisa, como estás?, sabes que te quiero, eres adorable, te felicito por tu brillante trayectoria, etc., etc.

          En seguida, esa inconfundible voz, presumía haber sacado a la luz pública su super producción  Mi Novia la Tristeza  en dos tomos mas un cancionero sobre la vida y la obra de Agustín Lara en presentación de lujo y rústica. Yo, en lo personal, pienso que su éxito estuvo en que la señora tuvo la suerte de encontrarse con el investigador y escritor Pavel Granados que si sabe de esos temas.

        Por cierto que su referida obra, holgadamente costeada por el gobernador veracruzano Fidel Herrera, (honroso octavo lugar entre los politicos mexicanos mas corruptos según publíca Delia Estéves en la revista US Forbes de nov-dic 2013), salió al público con un estratosférico costo que solo puede pagar su tan querida e imprescindible gente bien de las Lomas sobre la que tanto escribe, que es precisamente su muy personal territorio y que está muy lejos de ser el real y popular público del genial Músico Poeta.

        Pensando un poquito maliciosamente, si el gobierno de Fidel Herrera cubrió los gastos de los tres tomos en dos distintas presentaciones, entre Biografía, Album fotográfico y Cancionero, todo ello con un costo de varios millones de pesos y luego fueron ó están siendo vendidos,…. acaso reingresaron los fondos a las arcas veracruzanas?... y de no ser así?... donde quedó la bolita?.   

         Entonces, volviendo a la interrupción radiofónica,  la señora Loaeza, entró a su fase de triunfadora. A sabiendas de que nosotros estabamos presentes escuchando sus exitosas conquistas, se atrevió a decir que la biografía que ella estaba presentando, (aunque su concepto de biografía es muy personal,  pues ofrece su historia desordenando los datos sin tomar en cuenta la mas elemental cronología) era lo único que valía, aseverando que todo lo editado anteriormente y aparte de lo de ella, no era sino una cadena de “chismes”,  (nosotros poseemos la grabación íntegra del programa).

         Posiblemente ya se olvidó de aquel día en que tocó a mi puerta para pedirme que le permitiera conocer mi colección Laresca  y ver aquellas pertenencias muy personales de Agustín Lara (un traje, guantes, anillos, mancuernillas, encendedores, billetera, correspondencia, manuscritos, sus primeros discos de 78 rpm.,  la letra de infinidad de sus canciones firmadas, destacándose Imposible que fue la primera en grabar en 1927, etc., etc.) que sabía que yo conservaba a modo de un respetuoso museo y que eran el resultado de muchos años de mi vida dedicados a investigar y a perseguir hasta conseguir  y que yo mostraba con extremo respeto, gusto y satisfacción.

Así fué que la invite a pasar al teatro con el que contábamos en casa, en cuyo lobby estaba instalada la vitrina y los marcos que resguardaban todos esos tesoros en torno a don Agustín.  En aquella ocasión jamás se refirió a que yo escribía puros “chismes”, como lo dijo tan frívolamente por radio.

     Cuando la señora se sintió satisfecha, decidió retirarse y me pidió que le llamara un Taxi. Yo en plan de atención a una dama le ofrecí a llevarla en mi auto  al restaurant del Hotel Four Seasons de Paseo de la Reforma donde tenía una cita a comer con el señor Juan Francísco Ealy director de El Universal y por estar tomando nota de todo lo que le pareció interesante, se le fué el tiempo e iba a llegar poco más de media hora tarde a esa cita.

      Posteriormente en el periódico Reforma, Sección de Cultura, página 2C, del domingo 9 de noviembre de 1997, doña Guadalupe publíca una entrevista que hace a doña Angelina Bruschetta,  ex de Agustín Lara, (fallecida el 24 de Enero de 1987) en la que presumiendo estar muy bien enterada de sus vivencias a lo largo de los diez años en que fué la señora Lara, (1928 a 1938) le cuenta pasajes de su propia vida casi recitándole al pie de la letra lo que leyó en El Flaco de Oro. Lo anterior corresponde a lo comprendido entre las páginas 121 a 134.

Esos datos, en su debido momento, fueron producto de las  largas conversaciones que tuve con doña Angelina en mis constantes viajes que sábado a sábado hice para tal efecto a la ciudad de Puebla, donde ella residía.
Volviendo a Mi Novia, la Tristeza, siento que  los escritores mostraron no sentir ningún cariño por don Agustín Lara, pues ciertos pasajes de la historia, refieren algunas de las limitaciones físicas que como varón,  según ellos, tenía el maestro, (pág. 134) así como las debilidades de la que desgraciadamente era esclavo. (pág. 318 ).

Por la más elemental gratitud y respeto a ese personaje que tan prolíferamente nos heredó su magnífica obra, debían haber omitido todo eso.
Para terminar, tenía que aflorar la típica promesa al pronunciar las siguientes palabras:  Marisa querida, te estoy enviando una serie de ejemplares de “Mi Novia la Tristeza”, para ti y para tus invitados, besos y chao.

          Cabe aclarar que lo prometido afortunadamente nunca llegó ni a Marisa ni a ninguno de nosotros. La verdad es que como no se venden por supercaros, cuando se presenta el caso, los anda regalando ó los promete como obsequio a diestra y siniestra. Afortunadamente a nosotros nada mas nos los prometió.  

    La conclusión de éste memorable programa tan arbitrariamente interrumpido por doña Guadalupe Loaeza, quien una vez mas dió muestras de su singular estilo, es que olímpicamente se adueñó del tiempo que nosotros ya no pudimos aprovechar para concluir nuestra intervención en una forma ordenada.
         
Lo siento más que nada por el respetable y culto don Jacobo Morett Estéves que no merecía  sufrir ese penoso desaire, pero son cosas de la vida y ni modo.

1 comentario:

  1. Que mujer tan vulgar, el peor referente de las "damas de México", otra muestra de su prepotencia y corrupción, pero sobre todo su pobre educación.

    ResponderEliminar