viernes, 14 de mayo de 2010

AL PAN…PAN Y AL VINO…VINO

Un día de tantos, escuchando el radio sintonicé un muy buen programa que me interesó mucho: ”Al Pan Pan y al Vino Vino”, conducido magistralmente por un señor de nombre Roberto Ayala.

Poco a poco me fui enterando quien era Roberto Ayala Bravo. El era un hombre destacado en el área de la comunicación, era comentarista en radio y en tv; durante algunos años vivió en Nueva York trabajando en los estudios de doblaje de voces para el cine. En alguna ocasión dobló al gran actor Clark Gable haciéndolo hablar en español nada menos que en la inolvidable película “Lo que el Viento se llevó”.

El señor Ayala trabajó en Selecciones del Reader’s Digest y ahí fue que fundó la revista “Musicosas” en torno a los compositores, letristas, músicos y cantantes y a los discos en general. En ese tiempo fue que instituyó el prestigiado premio “El Disco de Oro” que parece ser que el lo inició en México.

Además de esa su importante actividad en radio y televisión, Roberto era todo un señor en el área de la gastronomía. Era un gran Chef, conocía los mejores ó los mas clásicos restaurantes de muchas partes del mundo.

Precisamente en su programa de “Al Pan Pan y al Vino Vino” se refería a determinadas recetas y comentarios de distintos platos, además recomendaba con conocimiento de causa a cual restaurante si y a cual no. Criticaba enérgicamente los abusos en las cuentas y no se limitaba en los fuertes comentarios en contra de la falta de higiene y limpieza en determinados restaurantes.

En una ocasión escuchando su diario programa, dio el sorpresivo aviso de que ese era su último programa porque como todos sus radioescuchas sabíamos, cuando venía al caso también les daba su buena barrida a los políticos y gobernantes mediocres y rateros. Así es que a alguien le vino el saco y simplemente lo suspendieron.

Ese medio día le pedí a Cristy que me acompañara a la radiodifusora para no perder de vista a tan interesante personaje y rápido nos trasladamos a la calle de Bartolache en la Colonia del Valle. Cuando llegamos a la entrada de esa estación, le pedimos al policía que nos indicara quien era el señor Ayala porque no lo conocíamos ni en fotografía. Así lo hizo y llegado el momento le salimos al paso.

Ese sincero saludo pleno de reconocimiento lo aceptó de buena gana, le obsequió a Cristy un libro sobre cocina, conversamos muy cordialmente en plena banqueta, lo invitamos a comer a casa, afortunadamente aceptó y ahí justamente ese día, nació una sincera amistad que duró muchísimos años.

Cuando Roberto cumplió setenta añitos, nos invitó a sus amigos varones a una comida que le ofreció su hija Lolita y ahí entre exquisitas viandas y muy bien elegidos vinos, surgió la idea de continuar el festejo en su tan querido Nueva York.

Nos organizamos y en un par de días salimos un pequeño grupo acompañando al gran Roberto quien estaba feliz de recordar esos tan significativos lugares: su departamento, las oficinas y los estudios donde trabajaba, donde comía, el león del lado izquierdo de la escalera de entrada a la Biblioteca de la Quinta Avenida que era donde se citaba con su amada Lolita quien después sería su amada esposa; fuimos al teatro, a oír buenas orquestas, a los Museos y sobretodo a los típicos y magníficos restaurantes destacando notablemente el famoso “Gallagher's” ubicado en el 228 Oeste de la calle 52 y el magnífico pescado que se come en la Estación Central en las calles de Pennsylvania. 
































Después de ese inolvidable paseo, volvimos a la ciudad de México, nos recibieron en el aeropuerto nuestros correspondientes familiares, nos despedimos y no lo volvimos a ver.

Al día siguiente de haber llegado, el gran Roberto Ayala se sintió mal, acudió al hospital, lo internaron en Terapia intensiva, nos avisaron, acudimos y ya no lo pudimos volver a ver,…………Roberto murió. 

13 comentarios:

  1. Estimado Sr. Abaroa,
    No sabe el gusto que me ha dado encontrar su blog esta mañana... es 31 de diciembre de 2010 y lo puedo nombrar el hallazgo DEL AÑO. Qué maravillosa forma de narrar la esencia de mi abuelo.... me llena de alegría... lo echo tanto de menos. Se fue antes de que pudiera compartir con él muchas cosas, pero también me enseñó muchísimo, y parte de lo que soy es por mi familia, mis padres, y por supuesto, por él.
    Un abrazo afectuoso con la añoranza de su artículo.
    Citlali Ayala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Citlali,
      Muchas gracias por su comentario.
      Saludos,
      Arq. Gabriel Abaroa Martínez

      Eliminar
  2. Estimado Señor Abaroa,
    Al igual que doña Citlali Ayala,quien hace tres años,nombro a su blog el hallazgo del año,a mi me ha sucedido lo mismo:Pues al narrar en forma breve y amena su encuentro con el Señor Roberto Ayala me trajo una gran satisfacción.
    Yo fuí y soy admirador de ese gran hombre,desde sus apariciones con Jorge Saldaña en aquel programa *Sopa de letras" hasta su memorable programa de radio "Al pan pan y al vino vino".
    Pues un hombre tan excepcional como el fué ¡nunca debe de olvidarse.
    Alberto Olivo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Sr. Olivo,
      Muchas gracias por su comentario.
      Saludos,
      Arq. Gabriel Abaroa Martínez

      Eliminar
  3. Buena Tarde Sr. Abaroa:
    Primero que nada hay que decir que su blog es la unica referencia a este gran Personaje en internet. que bueno porque sino nadie sabria nada de Don Roberto al menos fuera de su circulo de Familiar y de Amigos, dicho esto, es una pena que ya no este con nosotros, pero Don Roberto tubo su epoca y su tiempo y seguro que la paso bien. A mediados de los 80s eramos muy jovenes y de pronto en Radio Red entre las 10:30 y las 13 horas hay alguien que habla claramente dandoles sus lleges al Gobierno, a los Beatles etc. alguien muy diferente,recuerdo que una chica leia los telefonemas y Don Roberto contestaba a su manera, se dice que RTC hablaba a Don Clemente dueño de la estacion cada semana para pedir el fin del programa hasta que al fin lo quitaron pero nos dejo un gran recuerdo
    "al pan, pan al vino, vino" hoy en dia Personas como Don Roberto igual las calla el Gobierno ejemplo Gutierrez Vivo, Aristegui , Don Roberto hacia pensar con sus comentarios y eso no era conveniente.
    en Horabuena por este Blog
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario.
      Saludos,
      Arq. Gabriel Abaroa Martínez

      Eliminar
  4. En que año falleció Roberto Ayala?

    ResponderEliminar
  5. Recuerda la fecha de cumpleaños del señor Roberto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era el 5 de marzo. ¡Saludos!

      Eliminar
  6. Sr. Gabriel , hace un tiempo le consulte sobre la fecha de nacimiento de su amigo (ya fallecido José Antonio Cossió) , dato que usted muy amablemente me proporciono , y ahora leyendo esta nota en particular , también estoy interesado en ciertos datos del Sr. Roberto Ayala , le comente en mi mensaje anterior , que soy un fan del doblaje mexicano e investigando con otros amigos hemos aportados datos de todos aquellos actores quienes laboraron en las décadas de 1940, 50 , 60 y 70 , bueno en esta oportunidad quisiera que me ayudara con las fechas de nacimiento y fallecimiento del Sr. Roberto Ayala , y si sabe usted algo más de su trayectoria como actor de doblaje , aparentemente solo trabajo en Nueva York de 1944 a 1948 aprox. y después volvió a México y de allí se le pierde la pista , bueno eso es todo mi pedido , Saludos cordiales desde Lima-Perú.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar